Beatriz Serrano Sainz

Beatriz Serrano Sainz

Nacido en: Villa Angel Flores
Actualmente en: Sacramento California

Experiencia Laboral

Es una sinaloense ejemplar que se ha distinguido en el Estado de California de los Estados Unidos de Norteamérica por su constancia en la superación de los problemas que acompañan a las personas que como ella manifiestan invidencia, al ofrecer lo mejor de si misma por ayudar a sus semejantes en circunstancias parecidas. Nació en la villa Gral. Ángel Flores del municipio de Culiacán, Sinaloa el 15 de enero de 1959. Sus padres fueron la profesora Josefina Sainz Cuevas y el Sr. Teodoro Serrano López, de oficio chofer y le sobreviven sus hermanos: Jesús, Elvia Leticia, Alejandra, Juan Antonio, Heriberto, Gustavo, Luis Enrique, que siempre la han apoyado. Para valerse por si misma aprendió el código Braille con la profesora Delia Acosta González en un grupo que apoyo el Club Rotario de Culiacán, ahí cursó tres años ya que se cerró, por lo que tuvo que viajar a la ciudad de México y continuar sus estudios y así acceder a un sistema de escritura táctil el cual dominó totalmente. En su infancia siempre fue muy inquieta, de carácter fuerte, rebelde, nunca se da por vencida, muy obstinada, perseverante y muy alegre; le gustaba cantar, estudió piano en el Centro de Estudios Musicales de la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS), cuando se ubicó por la calle Ángel Flores, ofreció algunos conciertos, aparte estudió ingles en el Centro de Estudios de Idiomas de la UAS. Es el orgullo de su familia y lo fue de sus padres los cuales con muchos problemas económicos le ayudaron a que fuera a estudiar la primaria a la Escuela Nacional de Ciegos de la Ciudad de México, con el propósito de completar su ciclo de estudios de instrucción elemental, pero solo estudió un año en la ciudad de México, regresando a Culiacán, con la idea de obtener su certificado de primaria a través de el Instituto Nacional de Educación para Adultos (INEA), donde se le proporcionó el apoyo necesario. Posteriormente, decidió estudiar la secundaria abierta, lo cual fue bastante complicado y que conseguir la asesoría necesaria le costó bastante trabajo. A pesar de todo pudo terminar la secundaria con el apoyo de familiares, maestros del Instituto de Capacitación y maestros de la Preparatoria Central de la UAS. Durante el tiempo que estudió la secundaria, empezó a estudiar ingles, en el Centro de idiomas de la UAS. Ahí conoció a personas que ella califica de maravillosas que la apoyaron mucho, especialmente la profesora Olga Caramanus quien le ayudo a conseguir su primer trabajo en la empresa con Foto Araus. También ahí conoció a su maestra Biguitta de origen holandés, la que aprendió Braille con la finalidad de transcribir las lecciones de Beatriz al inglés. La maestra Biguitta también la apoyo para conseguir su primer perro guía. Una vez terminada la secundaria, decidió dejar su trabajo para iniciar la preparatoria ya no con el sistema abierto lo cual fue un reto que pudo superar. Su educación preparatoria no fue fácil, necesitó mucho apoyo de su familia y tutores voluntarios en las áreas de matemáticas, física, y química, puesto que los maestros de la preparatoria sólo se dedicaban a enseñar su clase y no tenían tiempo para dedicarlo a alumnos con necesidades especiales. Cuando terminó la preparatoria, se fue a Los Estados Unidos de Norteamérica a entrenarse en el uso de un perro guía, lo que solo le llevó un mes y volvió a Culiacán para iniciar su licenciatura en Sicología en la UAS. Durante su segundo año de mi carrera, recibió una invitación para trabajar como voluntaria en una escuela para ciegos sostenida a través de aportaciones económicas de parte de diferentes organizaciones. Empezó a trabajar, pero se dio cuenta que para esos años 1985 y todavía no existía una escuela oficial en Culiacán que certificara los estudios de primaria y mucho menos que los estudiantes invidentes tuvieran acceso al curriculum educativo al igual que cualquier otro niño. Con el apoyo de los padres de familia y las autoridades de educación especial, fue posible por primera vez en Culiacán abrir una escuela de ciegos que ofreciera estudios primarios, estimulación temprana y apoyo para adultos ciegos que desearan participar en la enseñanza abierta. Desde jovencita, ella tenia su modista y le diseñaba los modelos para que se los confeccionara, sabe combinar perfectamente su vestuario, juega baraja, les hace en braille sus marcas para saber que carta es, cocina muy bien ,sabe de repostería, en la máquina de cocer de su mamá se arreglaba ella sola su ropa, siempre se lavó y planchó la ropa por si misma. realización personal Beatriz Serrano Sainz, es una sinaloense ejemplar que ha puesto en alto el nombre de su solar nativo. Su constancia, coraje y determinación por vencer los obstáculos que se le han presentado, nos demuestran que los valores de la solidaridad de la familia son determinantes en la formación de ciudadanos que trascienden su espacio y se proyectan con seguridad

 

About the author

admin administrator

Deja un comentario